Telenor ha anunciado la puesta en marcha de la estación base comercial más meridional del mundo, destinada a suministrar cobertura a un centro de investigación de la Antártida, y ha explicado las ventajas que ofrecerá a los investigadores, como por ejemplo la posibilidad de recurrir a Internet de las Cosas en la recopilación de datos y una mayor seguridad para todo el personal en el clima inhóspito de la región.

La estación base proporciona cobertura al centro de investigación Troll, del Instituto Polar Noruego, que lleva a cabo proyectos medioambientales en la región y en sus alrededores.
Aparte del propio centro, Troll cuenta también con una estación terrestre de comunicaciones vía satélite que recoge datos de satélites de seguimiento del clima.

Telenor ha indicado que su amplia experiencia en conectividad en el Ártico ha desempeñado un papel importante a la hora de construir y hacer funcionar infraestructuras en el clima de la Antártida, y ha elogiado su infraestructura como “nuevo punto de referencia en conectividad para los entornos más duros”.

Christian Skottun, máximo directivo de Telenor Svalbard, afirma en un comunicado que la cobertura móvil es “crucial” en ambas regiones polares, y añade que “la capacidad de usar Internet de las Cosas móvil en la recopilación de datos durante el trabajo de campo es particularmente atractiva para las comunidades de investigadores. Además, la cobertura móvil brinda nuevas posibilidades a la investigación y el seguimiento medioambiental en la zona oceánica antártica.”