La firma de análisis Dell’Oro Group ha informado de un descenso de las inversiones de capital en nubes durante el segundo trimestre, a pesar de haberse producido un incremento en las destinadas a infraestructuras de IA.

Explica que la cifra ha descendido en un 2%, sin aclarar si se trata de un descenso consecutivo o interanual. Así mismo, señala que Microsoft y Google se mantienen en un ciclo de expansión de las inversiones de capital y predice un crecimiento de dos dígitos en las inversiones en nuevas instalaciones y ciclos de actualización.

Dell’Oro Group clasifica a Amazon, Google, Meta Platforms y Microsoft como los cuatro principales proveedores estadounidenses de servicios en la nube, y afirma que mantienen sus planes de efectuar lanzamientos en 25 regiones a lo largo de 2023.

Baron Fung, director sénior de investigación, ha declarado que el gasto en TI de las empresas se mantiene en cotas bajas y que los ingresos de los fabricantes de servidores y almacenamiento se han reducido en dos dígitos interanuales por segundo trimestre consecutivo.

“Prevemos que la demanda mejorará gradualmente de cara a 2024, impulsada por la renovación de las plataformas de servidor de Intel y AMD, así como por un cambio hacia la computación acelerada en aplicaciones de inteligencia artificial y aprendizaje automático.”

Ha señalado que “las inversiones de capital en nubes a hiperescala han estado perdiendo velocidad”, porque algunos de los principales proveedores “aún no están en condiciones para digerir las inversiones de capital” y ha destacado los gastos en infraestructuras de propósito general.

En el segundo trimestre, Dell se ha puesto a la cabeza de los fabricantes de servidores en términos de ingresos, seguido por HPE e IEI Systems.

Los fabricantes de servidores de marca blanca han ganado seis puntos de cuota de ingresos frente a los fabricantes de equipamiento original.