Fastweb, propiedad de Swisscom, se perfila como aspirante a adquirir la filial de Vodafone en Italia. Según Bloomberg, también hay otras firmas interesadas en dicho negocio.

La operadora Fastweb presta servicios de acceso fijo, móvil y mayorista en el mercado italiano. La citada web de noticias informa de que está estudiando una posible fusión con la filial de Vodafone, una de las del grupo británico que tienen un futuro incierto.

Tras los acuerdos por los que Vodafone fusionó su división en el Reino Unido con la filial local de 3 y la venta de su negocio en España –ambas operaciones pendientes de ser aprobadas por los organismos reguladores respectivos–, podría llegarle el turno a la división italiana.

En una reciente teleconferencia sobre los resultados financieros del primer semestre fiscal de 2024 (finalizado en setiembre de 2023), Margherita Della Valle, consejera delegada del grupo Vodafone, ha afirmado que la empresa “aún está considerando diversas opciones en Italia”, tras haber indicado que la correspondiente filial se hallaría entre las que “se beneficiarían de acciones de cartera”.

En la teleconferencia, celebrada a mediados de noviembre, la directiva añadió que el mercado italiano seguía siendo muy difícil, a pesar de que la empresa fuera muy fuerte en Italia, superando a sus rivales consolidados en crecimiento de ingresos por servicios y ocupando una sólida posición en B2B.

Explicó que “en Italia no existe ninguna operadora que ofrezca una rentabilidad superior al coste del capital. Los precios están por debajo del coste, así que no importa lo que logremos en eficiencia… es el propio mercado el que nos exige actuar, por lo que seguiremos estudiando una serie de opciones.”

Las cifras de GSMA Intelligence sitúan a Fastweb como la más pequeña de las cinco operadoras móviles de Italia en número de conexiones, con 4,9 millones en el tercer trimestre, menos de la mitad que su competidor más cercano, Iliad. Vodafone, con 17,5 millones, es la tercera, por detrás de Telecom Italia y WindTre.

Se había rumoreado que la firma rival Iliad Group continuaba interesada en adquirir la filial italiana de Vodafone, aunque esta última rechazara una propuesta del propietario de Iliad a principios de 2022.